ECONOMÍA

Noticias y Tendencias Inmobiliarias

Fincas rústicas en máximos desde 2007, valor refugio ante la especulación

INE en su estudio de marzo ha concluido que la compraventa de fincas rústicas ha llegado a 16.378, una cifra que no se alcanzaba desde 2007

El INE en su estudio de marzo ha concluido que la compraventa de fincas rústicas ha llegado a números que no alcanzaba desde 2007, con una cifra total de transacciones del 16.378. Este dato es la quinta mejor cifra obtenida en un mes desde que se obtienen registros, incrementándose las previsiones durante los primeros meses hasta un total de 43.650 operaciones.

A pesar de no ser el activo inmobiliario con mayor peso dentro del sector, el propio mundo rural afirma el auge e impulso que está obteniendo. Este aumento de interés por las fincas rústicas viene provocado por la pandemia, la inestabilidad económica y la inflación. Ya no solo atienden a la rentabilidad de los negocios, sino también al disfrute y al ocio.

Esta tendencia se prevé que siga incrementando con el paso de los años. Uno de los motivos es por la alta rentabilidad de este activo que oscila el 5%, así como el precio atractivo del suelo rústico o los cultivos ecológicos y la sostenibilidades.

Además, los suelos rústicos ofrecen múltiples usos para sus compradores. Las más habituales son las agrícolas, la caza, de recreo o las ganaderas. Y dentro de estas, existe una clasificación de fincas entre las que destacan los viñedos, las hípicas o los olivares.

La adquisición de fincas rústicas puede aportar una simple satisfacción a la persona propietaria, pero también se puede recoger una elevada rentabilidad, debido a que se pueden transformar en fuertes industrias: viñedo con bodega o un olivar donde se produzca aceite a través de su almazara.

Dentro del incremento de la inversión, hay un alto porcentaje atraído por los huertos solares en los que poder producir hidrógeno ecológico y energías renovables. El arrendamiento de estos suelos está aportando rentas de 2.000 euros por hectárea. Un incremento de la rentabilidad que causa un aumento del valor de la finca.

La resiliencia es otro de los factores que ha provocado que en plena crisis, incrementa el interés y la inversión en los suelos rústicos. Esto unido a la alimentación como primera necesidad y a los altos números de exportación de España están causando el aumento de las empresas agrícolas y el crecimiento de cooperativas dentro del mercado internacional.

La finca de recreo, la finca rústica más atractiva en el mercado

Dentro de las fincas rústicas, las de recreo se posicionan como el activo que más interés obtiene, ya que los compradores desean un terreno amplio con espacios verdes.

Cabe destacar que hay que distinguir entre el particular y el inversor, ya que el segundo buscará la rentabilidad del suelo y su explotación con unos precios asequibles, una alternativa atractiva al resto de negocios. En este tipo de suelos, se podrá crear compañías de placas fotovoltaicas, explotación agrícola, agroindustrial o ganadera o para negocios de celebraciones o compañías hoteleras.

En cambio, los particulares prefieren suelos donde encontrar una segunda residencia con espacio para animales y disfrutar del mundo rural. En general, suelen ser fincas que se encuentren a menos de una hora del mundo urbano.

Características de los compradores

Los compradores fundamentalmente suelen ser personas interesadas por el mundo rural, dentro de una franja de edad de 40 y 50 años, con un medio-alto poder económico que busca disfrutar de su familia en naturaleza o crear una empresa.

La gran cantidad de fondos para el mundo agroalimentario, así como de fuertes corporaciones están buscando incrementar la producción, diversificar el cultivo o aumentar los mercados.

Por otro lado, los vendedores son personas que han heredado las fincas y con poco interés en disfrutar de ellas, así como de mantenerlas.

Comunidades con mayor índice de ventas

Entre las Comunidades Autónomas, el INE detalla que en marzo las tres primeras comunidades con mayor compra-venta de viviendas son Castilla y León con 2.637 fincas, Andalucía con 2.532 y Castilla-La Mancha con 2.259 fincas. En cambio, Madrid se posiciona la última con una cifra de 249 unidades. A pesar de ello, numerosos compradores de Madrid se apropian de fincas que se encuentren cerca de la comunidad en ciudades como Toledo o Segovia.

En lo que llevamos de año, las tres comunidades con mayor porcentaje en marzo también son las que más ventas de fincas han obtenido en 2022, continuando el mismo orden. Dentro de Andalucía, Sevilla, Huelva y Cádiz son las provincias con mayor número de activos.

Mas info: https://www.inmonews.es/fincas-rusticas-maximos-2007-valor-refugio-especulacion/